miércoles, 14 de enero de 2015

"Noche de fin de semana".Algo de literatura.

NOCHE DE FIN DE SEMANA
Esa noche de fin de semana, cuando el frío era punzante y el viento hacía flamear el cuello de nuestras chaquetas, se escuchó el diálogo de dos personas quienes se encontraban en una esquina de la sala de la cafetería donde la sombra de una lámpara los ocultaba a ambos.
El diálogo era el siguiente:
_Buenas noches, ¿me permite que me siente?
_ Pero… ¡claro!
_ ¿O está esperando a alguien?
_ No, siéntese…  no espero a nadie.
_ Mi nombre es José, José Noam.
_ Qué gusto, encantada de conocerlo, señor Noam.
_ El gusto es mío.
_ ¿Usted espera a alguien?
_ No, sólo vine a tomar un café y a sentir el vivir de esta ciudad andina llamada Cajamarca.
_ ¿Solo?… ¿Sin ningún amigo o amiga con quien charlar en esta noche álgida?
_ Sí, solo. Porque sentí estar solo hasta que la noche me envuelva en sus pliegos oníricos y profundos.
_ ¿Cómo se fijó de mí?
_ No sé, sólo alce la mirada y, de allá, de la esquina de la otra mesa, la vi tan sola como esperando a alguien. Después me di cuenta que a nadie esperaba. Y mirándola de reojo me pregunté: “¿qué motivos me impiden acompañar a una señorita que se encuentra sola en una cafetería, en una cafetería tratando de dejar pasar el tiempo?”
_ Sólo decidí, también,  tomarme un café.
_ ¿Sola?
_ Sí, sola, pero… ¿acaso es un problema tomarse un café sola?
_ No lo es.
_ ¿Entonces?..
_ Perdón, qué  tonto soy y qué pregunta más…
_ No, no me pida perdón, sólo sé que se equivocó y por eso no es necesario que me pida perdón
Las campanas menores de la iglesia Catedral iniciaron a repeler campanazos agudos en número de nueve, señal de las veintiún horas del día viernes fin de semana. La cafetería se ahogaba con olor a café y a cigarrillo. Desde la cima de la iglesia San Francisco, un ave oscura remaba con sus lentas alas con dirección a la colina Santa Apolonia. Las nubes se habían disipado en el firmamento andino, la luna llena rodaba de este a oeste.
_ ¿Cuál es su nombre? 
_ ¿No le dije mi nombre?  
_ No, sólo me dijo que había venido a tomarse un café.
_ Me llaman  Dolí, pero realmente soy María Dolores Trujillo.
_ ¿A qué se dedica?
_ Soy abogada de profesión y madre que hace de padre.
_ ¿Cómo es eso madre que hace de padre?
_ ¿Qué, no entiende, no...?
_ ¡Ah!…Qué lástima.
_ ¡Lástima!… de qué, ¿por ser abogada?
_ No, nada de eso.
_ Entonces, por qué dice qué lástima. 
_ Por la rabia y tristeza que usted muestra. Lo otro no es ningún pecado:ser madre soltera. Además, una mujer como usted no puede, por motivo alguno, ser dejada de lado. Ningún canalla, ningún patán, ningún…
_ Pero existe ese canalla, señor Noam. ¿Quiere que le diga cómo es ese desgraciado?
_ No, no es necesario.      
_ Han de haber muchos como él, que la sociedad los protege, los adula… 
_ ¿Usted cree?
_ Por supuesto. 
_ Usted, que conoce las leyes, ¿por qué no denuncia a ese irresponsable?
_ No vale la pena, sólo me basta estar junto a mi hijo.
_ Haber_ poniendo las manos de él sobre las de ella_ dígame ¿por qué no vale la pena?
_ No lo sé, pero sí sé que es un desgraciado.
_ Tranquila, no se deje dominar por las malas emociones. Hace daño. Pero…dígame, ¿cuál fue el motivo por la que la dejo?
_ No lo sé…bueno ¿a qué viene tantas preguntas?, ¿se ha venido a la cafetería a tomarse un café o a interrogarme?, ¿se acercado a interrogarme o hacerme compañía?        
_ Sólo curiosidad, perdón.
_ ¿Curiosidad?, ¿de qué? 
_ Para conocerla...  
_ Ya me está conociendo_  Ella tragó un sorbo más de café de la taza de color nogal barnizado_  He hablado de mí, pero usted no me ha dicho nada de su vida. 
_ ¿Qué quiere que le digade mí?
_ No sé, la misma pregunta que me hizo.
_ ¿Cuál?
_ ¿A qué se dedica?
_ Soy periodista y profesor.
_ ¡Periodista! Carajo_ dejó, sorprendida, la taza que aún la tenía en su mano derecha. Su voz volvió a encenderse de ira.
_ Sí, periodista, ¿dije algo malo?
_ ¿Por qué no me dijo antes que era periodista?
_ Pero, ¿cuál es el problema?
 _De haber confesado mi vida privada, seguro que ha de publicarlo, seguro que he de   salir en algún reportaje en el suplemento de fin de semana, seguro…
  _ Un momento señora Doli, ni siquiera comienza a conocer algo de mí, ni termina…
  _ Ni termino de conocer quién es usted.
  _ ¡Exactamente!
  _ Discúlpeme.
  _ No pida disculpas. Usted me enseñó a pensar así.
  _ Pero por esta vez discúlpeme.
  _ La verdad es que…No estoy haciendo ningún trabajo periodístico, sólo he venido,   como usted, a tomar una taza de café, a dejar pasar los minutos de la noche, a matar este insomnio que cabalga en mi lecho de velas y, a esperar, en este fin de semana, que me dé ganas de ir a dormir. Y a esperar, también, que la soledad se duerma y yo pueda descansar con tranquilidad. Porque a veces siento que la soledad se disgusta con migo y me pone en nostalgia.
  _ Bueno, a qué  más se dedica.
  _ Soy profesor, profesor de letras: literatura.
  _ No, mejor dicho si es casado o soltero.
Eran las diez de la noche. Los mozos, de una mesa a otra, como si estuviesen en concurso,  pasaban los cafés humeantes. La mujer volvió a tomar un sorbo más de café y escuchó a su interlocutor.
  _ Soy soltero. Un joven que se amista y discute con la soledad que por momentos me tiene entre sus garras y me arrastra en vuelo. Pero a veces la someto a mis dominios.
  _ ¿Cómo puede vivir un joven tan solo como usted?
  _ ¿Cómo?... vive así como  usted lo hace: como madre soltera. Así como está usted aquí tomándose  un café que sabe a amargo porque así lo desea. Así como usted está inmerso en sus leyes. Así como en este fin de semana tratando de conocer a una persona como usted. Así se vive, entre los vaivenes de la vida, que nos da oportunidades o nos arroja al espacio reciclado. Todo depende de lo malo o bueno que podamos hacer.
  _ No, me refiero sin compañía de una mujer, a la mujer que quiera
  _ ¡Ah…a eso se refería! Pero… ¿qué es usted, acaso no es mujer?
  _ Sí, soy mujer. Me refiero a la mujer que ame. A la mujer que…
  _ Ya la comprendí. Cómo no  voy a estar acompañado de la mujer que amo,  si a ella acabo de conocerla
  _ ¿Dónde?, ¿cuándo?, ¿quién es?_ se apresuró a preguntar ella.
  _ Aquí, hoy… y es usted.
Las dos tazas quedaron vacías sobre la mesa color nogal. La Luna, en toda la noche, circulaba como un disco ceniciento. La ciudad andina comenzaba a quedar en silencio. Las dos personas que dialogaban en la cafetería dejaron atrás el ambiente y se perdieron tras tomar un taxi. Después de media hora, ambos en sus propios tálamos de sus respectivas viviendas, trataban librarse de la soledad. Era la una y treinta minutos de la madrugada.




sábado, 20 de diciembre de 2014

Doña Máxima Acuña, la dama de las lagunas.

Doña Máxima Acuña. 
Quizá sea la descendiente de Rosendo Maquì, personaje de "El mundo es ancho y ajeno" novela de Ciro Alegría. Pero sí estamos seguros que es la "Dama de las lagunas" que, con dignidad, viene defendiendo su terreno que una empresa minera, Yanacocha, la quiere quitar.  El poder económico  no la puede someter como sí lo ha hecho con algunas instituciones en Cajamarca. Doña Máxima Acuña es nuestra dama que nos enseña, en todo momento, como defender los derechos. En la novela de  Ciro Alegría, Rosendo Maqui es el personaje ficcional que, después de muchos años, doña  Máxima es la representación real.  Ésta, frente a la trasnacional, ha batallado, a pesar de las amenazas, incansablemente.  Doña Máxima sabe que, en el Perú, es difícil que los pobres logren justicia. Pero no deja de  buscarla.     

martes, 4 de noviembre de 2014

Crónica de un desalojo que terminó en tragedia. Crimen de Estado.

Cuerpo de Fidel Flores Vásquez  en entierro
La vida de don Fidel  Flores Vásquez terminó en el momento que defendía su hogar y el de su familia. Un proceso judicial, que venía de muchos años atrás, lo llevó a tomar una medida: defender su casa con lo que tenía a su alcance. ¿Cuán irregular fue el proceso? No se conoce a fondo, pero terminó con resultado trágico que los cajamarquinos continúan condenando y exigen justicia con la familia afectada.

Momentos antes que dispararan a don Fidel, éste suplicaba a las autoridades: policía y jueza, Nancy Araujo Cachay, que no lo desalojaran. Pero las autoridades no hicieron caso a la súplica del humilde padre de familia. La autoridad judicial, en todo momento, se mostraba imperante de ejecutar la medida sin prevenir lo que venía después: la muerte horrenda de don Flores Vásquez.

Las imágenes, que captaron los periodistas locales de Cajamarca, fueron vistos en las redes sociales unas horas después de la tragedia. No solo vistos en el Perú, sino en todo el mundo. La brutalidad como actuó la policía se notó en todo momento, brutalidad que representa a un Estado que a cada momento se deslegitima, brutalidad que identifica a una institución que tiene en su seno el país llamado Perú. Lo que cometieron contra el humilde padre fue brutalidad salvaje en pleno siglo XXI.

No fue una película ficcional cuyo escenario tenía la azotea de la casa de don Fidel, sino era un hecho real que el mundo entero, seguramente, se asombraba  e indignaba al ver lo que sucedía en el Perú y en Cajamarca.  Fidel Flores Vásquez aparece defendiéndose con ladrillos y piedras para que la policía no pueda ingresar en su casa. Los policías insisten en ingresar, pero se muestran incompetentes para poder reducir a un solitario hombre que no quiere que le quiten su casa. Estrategias y tácticas de desalojo que no perjudiquen a la vida de las personas le faltaba a la policía.

Entre bombas lacrimógenas y gritos de las personas que están cerca, se ve el disparó de una escopeta  de las manos de un policía que se encuentra a escasos metros de Fidel Flores que está en la azotea.  Éste cae de espaldas y comienza a sangrar su cuerpo. Uno de sus familiares corre a socorrerlo pero es golpeado brutalmente por más de cinco policías que ya habían subido. Lo indignante es que don Fidel, moribundo, también fue pateado por salvajes uniformados. En un costado se desangraba sin que nadie pueda hacerlo algo para socorrerlo.  Aparece una señora de edad, es la esposa del herido, pretende ayudar a su esposo, pero es, también, pateada por los policías que se comportan como asesinos.

En tanto, en la calle, otras personas son golpeadas y pateadas por los policías. La violencia originada por la policía peruana no cesa. Después de unos minutos, don Fidel Flores Vásquez, cargado y moribundo, es trasladado por sus familiares a una camioneta para trasladarlo al hospital cercano, pero ya no soporta más, a los pocos minutos deja de existir. Las autoridades peruanas, que se suponen  que deben establecer el orden y la ley, lo asesinaron.

Ya por la noche del viernes 31 de enero, los vecinos y la población de Cajamarca indignados, con ataúd en hombros, son  trasladados a la sede de la Divincri para protestar por tan horrendo asesinato cometido por la autoridad y, además, pedir la libertad de los familiares detenidos del fallecido. El dolor y la indignación habían vuelto a Cajamarca después de las cinco personas asesinadas en el conflicto Conga.

 El día domingo, a las dos de la tarde, aproximadamente, el féretro de don Fidel, se dirigió al cementerio general de Cajamarca, pero antes, se apostó frente a la Primera Comisaría de Cajamarca para rechazar el crimen cometido por esta institución. La indignación de la población volvió a notarse, intentaron arrojar piedras contra la policía, pero la prudencia reinó en ellos. Se retiraron con dolor.

En tanto, mientras el féretro se desplaza por las calles de Cajamarca, se conoció que el Juez  Eduardo Uceda Flores, quien meses antes había metido preso a cinco ronderos  urbanos,dejaba libre al policíaNorvi Gonzales Silva quien disparó contra el humilde padre de familia. No había dictado Prisión Preventiva a pesar de existir las pruebas evidentes. La injusticia, una vez más, se hizo presente.

Para el lunes, la primera autoridad de la Corte Superior de Justicia de Cajamarca, Oscar Vasquez Arana, a través de los  medios aseguraba que la Juez Nancy Araujo Cachay ha sido separada del cargo y que será investigada. Del mismo modo el juez  Eduardo Uceda Flores será investigado por la OCMA. Pero, los  hijos de don Fidel Flores Vásquez, el mismo día anunciaron una movilización  con intención de que se haga justicia con ellos.

Sobre el asesinato, nadie se responsabilizaba. La juez acusaba a la policía, ésta a aquella.  Un asesinato empezaba a quedar  impune.


lunes, 20 de octubre de 2014

Nueva tempestad en los Andes, Cajamarca.

¿Una nueva tempestad en los Andes ha vuelto a levantarse en  casi los primeros quince años del siglo XXI? Luis E. Valcárcel, el indigenista del siglo pasado, habló de una “Tempestad en los Andes”  cuya intención era reivindicar al indio de ese entonces, reivindicar a la clase indígena. No era volver a las estructuras del inkanato menos al territorio del Tahuantinsuyo. No era volver a las formas de vidas prehispánicas sino que, teniendo en cuenta los términos de clase y cultura, fue reivindicar una cultura  amestizada. Es decir, al Neoindio mestizo como lo llamaba Uriel García. Hoy, a ese Neoindio, podemos llamarlo campesino mestizo o cholo de los Andes que produce tempestades  con la intención de defender su cultura y su forma de vida.

En Cajamarca, desde fines del 2011, en que comenzó el conflicto Conga, se ha comenzado a levantar tempestades rechazando la forma como vienen llevando adelante una actividad económica, esa actividad es la extractivista. En realidad, ya venía de un tiempo atrás. Solo que la tempestad se hizo constante porque ese sector social cholo que  ya ha producido tempestades con el fenómeno de la migración en la década de los 50, decidió hacerse respetar como sector social y fortalecer su dignidad como región.

Entre fines del 2011 y todo el 2012 un movimiento social campesino se movilizó hasta llegar a la capital de la región donde expresaron el rechazo a un proyecto minero que lo consideraban asesino y devastador. Para ellos destruirse cerca de cuatro lagunas naturales era destruir sus actividades económicas como la agricultura y la ganadería.

La primera tempestad que se da fue cuando los campesino de Bambamarca, Celendín y parte de Cajamarca toman la ciudad de Cajamarca y se apostan en el atrio de la iglesia San Francisco y desde allí exigen al gobierno que los engañó a que deje sin efecto el proyecto minero Conga cosa que no lo hizo. Esta primera tempestad puso en apuros no solo a los funcionarios de una empresa, sino al mismo Estado que tenía como gobierno a un falso nacionalismo. La tempestad fue tan fuerte que se tumbó al primer gabinete y el gobierno de Humala tambaleó que no tuvo otro camino que acudir la fuerza y la intimidación. Desplazó al ejército y a la policía.
Esta primera tempestad permitió observar la paulatina madurez de una clase campesina  que por muchos años había sido golpeada por el gamonalismo del siglo pasado. No buscan asistencialismo y facilismo de vida, sino continuar con su modelo económico que por muchos años les ha servido para salir adelante. Imponer un modelo económico que destruye a los otros, es destruir toda una vida y una cultura. Es negar la existencia de una clase campesina cholificada.

La segunda tempestad  es la que se ha dado recientemente, el 05 de octubre. Es la de carácter político. La población campesina de Cajamarca entera se ha expresado rechazando lo que quieren imponer: una actividad económica primaria. Demostraron que no están manejados por azuzadores y radicales. Sino su madurez y dignidad los ha llevado a tomar la decisión de elegir a un representante que de alguna  manera se identificó  con ellos.

Esta segunda tempestad,  con el referéndum último, casi arrasó con aquellos poderes que se consideran dueño del Perú y con aquellos políticos y partidos que están por fenecer. Política y democráticamente, a través de un representante político, los campesinos del Perú profundo (Cajamarca), enviaron un mensaje al poder político central diciendo que las decisiones no solo se toman desde el centralismo limeño, sino en consulta con las otras naciones del Perú que merecen respeto.

La tempestad también ha motivado respuestas de políticos y periodistas que no quieren aceptar las decisiones de los pueblos. Sobre todo las decisiones políticas. Como siempre han salido a atacar con adjetivos que no hacen más que encender más el odio en la sociedad peruana. A calificar a un pueblo que no ha hecho otra caso que expresarse en un proceso electoral. En un referéndum.  Por esto es que le duele más a la derecha  intelectual y empresarial de la capital peruana. Una clase dirigencial inepta cuando el Perú tambalea en conflictos externos.

En el Perú, tempestades se continuarán levantando mientras los derechos y las decisiones de los peruanos de los Andes no se respeten.                         


lunes, 6 de octubre de 2014

¿Cajamarca nuevo núcleo de la izquierda?

Santos guerrero
Hay quienes dicen que Cajamarca es el nuevo núcleo de la izquierda en el Perú luego de los resultados del proceso electoral en que se ha elegido a alcaldes y presidentes regionales. A otros les preocupa el triunfo abrumador de Santos Guerrero dejando atrás a dos candidatos de origen fujimorista que decidieron ir por separados. Les preocupa porque dicen que un radical continúa en el poder y las inversiones no llegarán a Cajamarca.

 La verdad de las cosas, en Cajamarca la mayoría de electores, específicamente los electores del espacio rural, le dieron el triunfo a  Gregorio Santos Guerrero en primera vuelta con cerca del 50% de los votos emitidos. Se puede decir que es histórico, políticamente hablando, que el MAS, de Patria Roja, haya alcanzado el respaldo que ha logrado. Ha de ser por algo.

¿Es verdad que Cajamarca es el nuevo núcleo de la izquierda en el Perú? Luego de la debacle de la Nueva Izquierda en los procesos electorales anteriores, la izquierda en el Perú quedó casi abandonada de electores y militantes.  Parecía que iba feneciendo como los demás partidos nacionales quienes, en este proceso electoral, son los perdedores. Sobre todo en provincias donde los movimientos políticos tienen preferencias en los electores.

El MAS, como movimiento, comenzó a crecer en el electorado en el 2006 con  Santos Guerrero como candidato. No ganó pero logró ubicar un concejero en el concejo regional. Goyo, después del proceso electoral de ese entonces, inmediatamente comenzó a trabajar en las comunidades campesinas donde las empresas mineras tenían influencia y no cumplían con los compromisos ofrecidos. Santos trabajó en esas comunidades y ofreció ayudarlos.

 El movimiento de Santos, en los últimos ocho años, ha venido creciendo a pesar de los serios problemas que  tiene la izquierda en el Perú. A nivel de región, tiene una organización casi disciplinada y vida orgánica activa en comparación a los demás movimientos que existen en Cajamarca. A demás de Santos como candidato líder, no tiene otros. Ahí está la debilidad del MAS en Cajamarca. No tiene más líderes por eso no presentó candidato a la alcaldía provincial de Cajamarca. No tiene líderes menos intelectuales. Tendrá que trabajar en ello.

Empero, comienza a nacer una izquierda en Cajamarca pero deberá  desvincularse de la corrupción. Ya César Aliaga, luego de las primeras proyecciones de las elecciones del último domingo, dijo que tendrán cuidado al elegir a los funcionarios en esta segunda etapa. Es necesario que lo hagan. Caso contrario, el MAS, como movimiento de izquierda que pretende nacer del interior del país, dejará de ser el espacio político que defienda  los intereses de las minorías como es el campesinado que ha sido golpeado no solo por el extractivismo, sino  por los gobiernos de turno al olvidarse el agro.

Es hora que el Estado tome protagonismo en nuestro país. Si los movimientos y partidos políticos de derecha no lo hicieron, es la oportunidad que una tendencia lo haga. Esa tendencia es la izquierda. Motivar las inversiones pluralizadas y decirles a los inversionistas que en el Perú existe un Estado y junto a éste normas y leyes que se tienen que respetar.


 Si ha nacido la hora de la izquierda, entonces es necesario que nazca bien.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Los conciertos de Jholer,toca el violín desde los siete años, hoy tiene diecisiete.

Jholer Cabanillas
Su nombre es  Jholer Cabanillas. Dice vivir en el barrio Pueblo Nuevo al este de la ciudad de     Cajamarca. Me acerqué a preguntarle si era el niño que tocaba el violín hace unos años atrás en el mismo lugar que lo encontré una noche de fin de semana de este año. Me dijo que era él mismo pero que, ahora, no tiene siete años sino diecisiete. Había pasado el tiempo. Él había crecido y ya no se notaba un niño sino un joven que no había olvidado lo que aprendió en su niñez: a tocar el violín.     
_ ¿Quién te enseñó tocar el violín?_ le pregunté esa noche mientras el frío punzaba por detrás de los oídos y los faroles de las luces tiritaban al final de las calles que desembocan en la plaza de Cajamarca donde, hace poco, miles de cajamarquinos se concentraron para defender las lagunas que se encuentran en las alturas de Conga.  
_ Mi papá_, me respondió con una voz tímida mientras afinaba las cuerdas de su pequeño violín y, como siempre, el frío arreciaba a medida que pasaba los minutos de ese viernes del mes de agosto. 
_Tienes que cambiar de violín_ le sugerí. Pero el delgado joven no alzó la mirada y solo un pequeño mechón de su lacio pelo pendía por su frente. No me contestó porque estaba concentrado en afinar su instrumento. Al acercarme más me di cuenta que él había crecido pero el violín no, seguía para que lo tocara un niño.   

 Jholer Ahora es un joven. Se había ubicado en el mismo lugar cuando era niño para tocar el violín.   Ahora que ha pasado el tiempo, ya no es el niño de siete años que tocaba su instrumento en una esquina de la plaza principal de Cajamarca. Por aquellos años el menudo niño llegaba a ese lugar donde siempre se ubicaba, abría el estuche de su violín y en medio del frio andino de Cajamarca, las notas de su instrumento comenzaban a escucharse entre el leve viento que soplaba con dirección a la colina Santa Apolonia.
La plaza no estaba muy desierta esa noche. Por el contrario había turistas que habían llegado para conocer Cajamarca.  Varios de ellos, al escuchar las notas del violín, se acercaron y después de escuchar la interpretación de un tema, pusieron monedas en el estuche del violín. Otros, que paseaban alrededor de la plaza, se acercaban un momento y luego colaboran con unas monedas.  A eso de las nueve de la noche, el joven se retiraba para retornar otra noche como siempre lo hacía cuando era niño.

Si desean conocer de cerca  a  Jholer Cabanillas, usted lo encuentra los fines de semana en una esquina de la plaza principal de Cajamarca interpretando temas con su instrumento cuyo sonido llega al fondo del alma como son el son de los violines. A eso de las ocho de la noche lo encuentra conversando con su violín tratando de  calentar las noches álgidas como las ciudades andinas, sobre todo Cajamarca.   

¿Santos Guerrero, probablemente gane en primera vuelta?

Santos Guerrero
¿Goyo a pesar de estar en prisión se despunta como el favorito en las próximas elecciones regionales del 05 de octubre? Hace unas semanas atrás, el sentir electoral aún no se sentía como se siente ahora a escasas dos semanas del día en que se definirá quién será nuestra próxima autoridad regional. Por estos días, los cajamarquinos, a cada instante, como si surgiera del subconsciente colectivo oculto, van expresando su preferencia y apoyo a Santos Guerrero quien, por orden de una Juez, se encuentra privado de su libertad por presuntos actos de corrupción. Esta inducción psicológica puede que sea errónea, pero se fundamenta en los continuos comentarios de la población, que es el sentir colectivo de un pueblo.

Antes de referirme a las razones por qué “Goyo” viene escalando en los niveles de preferencia de un electorado como resultado no de encuestas, sino de una inducción psicológica que puede realizar una persona que es parte de la sociedad civil de un pueblo como es Cajamarca,  voy a mirar, brevemente, al comportamiento del gobierno actual y de los poderes fácticos, ambos aliados, que se han unido para desaparecer del escenario político a Gregorio Santos Guerrero, el Rondero radical como lo han llamado un sector de la derecha peruana.

El gobierno de Ollanta, el poder fáctico económico y la actitud segundona de los medios de la capital, cometieron el tremendo error de encarcelar a Santos Guerrero que va por la reelección. Error que ya les está preocupando no solo al gobierno capturado de Ollanta, sino al sector empresarial del país llamado CONFIEP. No digo clase empresarial porque en el Perú ni siquiera existe clase, menos clase empresarial. “Aquí los empresarios son empresarios pero no constituyen una clase social, en el sentido propiamente dicho, porque no tienen una organización real (…) Acá todo es individual”, comenta Julio Cotler.

 Menos en Cajamarca existe clase empresarial, son tan solo meros intermediarios del capital minero que llegó hace veinte años. La Cámara de Comercio es tan solo escenario donde todo es individual, es decir se prefieren individualmente y no por una clase empresarial cajamarquina que fortalezca su mercado con su propio capital. Por ello es que, cuando reventó el conflicto Conga, los llamados empresarios cajamarquinos, no fueron capaces de tomar la dirigencia, menos los llamados políticos. Lo único que hicieron es pedir estado de emergencia y militarizar la ciudad capital y dos provincias más. Las consecuencias cinco fallecidos entre ellos un adoslecente.

De ser acertable nuestra inducción psicológica en base a los comentarios de los electores, que el camarada “Marañon” crece en las preferencias y puede ganar en primera vuelta, no es más que por la conducta torpe de la precaria derecha peruana que algunos la llaman DBA y por la crisis de los partidos políticos que han sido reemplazados por agrupaciones sin organización, sin vida orgánica y menos sin doctrina. Al denominado Partido Nacionalista, que es manejado por la dueña (Nadine) como su fuera su casa, no le ha quedado someterse a la decisión errónea de la DBA y del poder fáctico económico.

Si a Santos lo hubiesen investigado por presuntos actos de corrupción sin prisión preventiva, probablemente estuviese al final de las preferencias de los electores. Ahora puede ganar en primera vuelta no porque, como dice un candidato que compite con él, que es financiado por la Derrama Magistrial, por el gobierno Chino y que está utilizando los recursos del Estado, sino porque el gobierno de Ollanta, los poderes fácticos lo han hecho un fuerte candidato a pesar de las acusaciones por corrupción.

Ahora ¿por qué Santos Guerrero es probable que gane en primera vuelta? La hipótesis es que, además de tener una organización política en crecimiento y con una organización  casi disciplinada, fue el único gobernante de la región, a presión de un pueblo arto  de la irresponsabilidad de una empresa, se enfrentó no sólo a una trasnacional, sino al modelo que cada vez se extiende.Por este gesto es que la población cajamarquina le puede hacer ganar en primera vuelta a pesar de estar en prisión.

 La prisión preventiva que, sin duda, el gobierno de Ollanta lo planeó con sus aliados, le ha servido para que la gente hable bien del él. La mayoría de cajamarquinos sobre todo los campesinos quienes son su fuerte electoral,  se han dado cuenta que la prisión de los presidentes regionales se ha detenido luego de la detención de Santos. Conclusión para ellos: persecución política. Aún la juez, que dictó prisión preventiva, no ha aperturado juicio sobre él. No se sabe nada sobre su situación judicial, en tanto sigue en prisión.


El 05 de octubre es probable que tengamos a Santos Guerrero nuevamente como presidente regional, pero como está en prisión no podrá asumir el cargo. En el fondo, es evidente, en el Perú, el poder económico pone sus autoridades ya sea sometiéndolas o por sus maniobras torpes.